Aprendizaje

El residente como tutor

La extensa formación en la facultad de medicina finalmente ha valido la pena, ahora tienes un título de medicina y estás en la residencia médica rumbo a obtener tu título de médico especialista.  Pero, ¿ Sabes cómo impartir esa serie de conocimientos adquiridos y no solo lo referente que lo que ya está en los libros?

Piensa en tu tiempo en la facultad de medicina: ¿Dónde aprendiste más?  ¿Que profesores hacían que te sintieras apasionado en la carrera? ¿Quién mantenía tu atención por más tiempo? Puede que tus mejores profesores hayan sido los que facilitaron su aprendizaje y te involucraron en actividades y discusiones productivas en lugar de limitarse a dar charlas.

Conceptos clave para la enseñanza:

  • Relaciona la enseñanza con las experiencias: Ten en cuenta las experiencias y habilidades del alumno en tu enseñanza y relaciona su enseñanza con las experiencias previas para ayudar a facilitar la comprensión y el aprendizaje.
  • Permite el compromiso activo y relevante: La participación se puede lograr con el uso efectivo de preguntas clínicas, sesiones de grupos pequeños con discusión entre pares, juegos de roles o cuestionarios. Los alumnos pueden aprender y retener mejor información si están involucrados en el proceso de enseñanza. Considera la posibilidad de utilizar la enseñanza entre iguales para facilitar el aprendizaje siempre que sea posible.
  • Cultiva un entorno de aprendizaje seguro : Tus esfuerzos de enseñanza no serán eficaces si el alumno no se siente cómodo.

La residencia formativa es una etapa donde ya tienes un título profesional y debes asumir retos que seguirás enfrentando un mañana, entre estos retos está la formación. Enseña con entusiasmo y entrega tu mejor versión a tus alumnos, recuerda que ellos tendrán vidas en sus manos, vidas de seres queridos incluyendo los tuyos y probablemente a ti mismo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *